BMW: Avanza la lucha contra el subcontrato y se recuperan puestos de trabajo y los salarios

Escribe Adriana R, 11 de agosto del 2021

Los trabajadores subcontratados por la empresa tercerizadora Aseo Ambiente para BMW, en su mayoría inmigrantes venezolanos y colombianos, crearon el sindicato Sitrambiente para enfrentar los atropellos patronales. Desde su conformación, denuncian sobrecarga laboral, despidos discriminatorios y violación de la legislación laboral por no pago en AFC, AFP y FONASA, por tratarse de trabajadores extranjeros sin permiso de trabajo.

En julio, al vencerse la suspensión preventiva por pandemia, la patronal aprovechó para iniciar una ofensiva contra el sindicato. 30 trabajadores fueron impedidos de retornar a sus puestos y se les congeló el pago de haberes. Iniciaron, en las instalaciones de BMV en la Dehesa, en el epicentro del sector comercial más acomodado de Santiago, una medida de fuerza denunciando que BMW recurrió a la ley de protección del empleo para que las remuneraciones pasaran a ser pagadas por la AFC, o sea por el Estado, y que la empresa se negaba a entregar los finiquitos para evitar que se coloque la reserva de derecho y no sea aplicable la ley Busto o Nulidad del despido.

Los trabajadores señalaron que por medio de Pablo Cesar Díaz Ríos y su Contador, Pablo Alberto Bascuñán Orrego, Aseo Ambiente responde a las órdenes emanadas por los jerárquicos de BMW, especialmente por parte del jefe de patio Horacio Carrasco que cumple el rol de vigilar, controlar y solicitar los traslados y despidos a la agencia de subcontrato. De esta manera, en la entrevista realizada a Alejandro (presidente del sindicato) enfatizó que el hecho de estar en la nómina de BMW, o sea de trabajar en sus instalaciones y con sus jerárquicos, plantea que la realidad contractual con esta empresa principal se impone  por sí sola, reforzando la exigencia del pase a planta.

Este conflicto entonces reforzó aún más la organización obrera y profundizó en el conocimiento sobre la estafa laboral que implican las tercerizadoras como pantalla para desligar de la responsabilidad solidaria al veredero empleador, es decir, a BMW –en este caso. La ausencia de un domicilio legal de esta empresa fantasma (que figura en los contratos como un buzón de correspondencia o como inmueble de remate) dificulta el envío de cartas y documentos para demandas legales de trabajadores o del sindicato, y facilita la desaparición o desmantelamiento de la agencia. De esta forma, el fabricante de automóviles alemán BMW, que registró una ganancia de 7,6 mil millones de euros ($ 9 mil millones) en el primer semestre en Chile, amasa fortunas por medio de la precarización de los trabajadores subcontratados.

Cuando David venció a Goliat

Con gran emoción, luego de varias instancias de negociación que apuntaban al desgaste, los trabajadores que demostraron entereza y convicción en dar la lucha hasta el final arrancaron en una reunión realizada en las instalaciones principales de BMW el acta acuerdo que determinó el retorno a los puestos de trabajo y el pago del sueldo adeudado. La misma fue leída y debatida para su votación, con la asamblea de despedidos que esperaba afuera de las instalaciones.

Sin dudas, esta pelea queda como un enorme precedente para el conjunto de la clase obrera -que abandonada totalmente por la burocracia de la CUT-, está tomando la tarea de organizar sindicatos combativos y comités de lucha con los métodos de la democracia obrera, es decir, por medio de deliberación, votación y mandatos a los compañeros desde las bases. El reguero de luchas obreras en Chile están sentando las premisas para avanzar en el clasismo combativo que enfrente el código laboral pro empresarial sostenido por el Estado y la burocracia sindical. La lucha por la coordinación de las luchas se hace cada vez más necesaria para reagrupar al conjunto de la clase obrera, definir un programa y trazar un plan de lucha rumbo a la huelga general.

Vamos por la prohibición de los despidos y suspensiones; la reincorporación de los despedidos, el pase a planta permanente y el fin del subcontrato; el salario igual a la canasta familiar adecuado a la inflación; el control obrero de la producción y la apertura de los libros contables; el desprocesamiento y libertad a los presos por luchar, la derogación de las leyes de judicialización de la protesta, entre otras demandas urgentes.

El abandono a la perspectiva de impulsar el frente único de lucha por la recuperación de los sindicatos y hacia un Congreso de bases, debe ser rediscutido por la izquierda que se considere revolucionaria. Muy lejos de la caracterización de una baja de la lucha clases, caracterizamos que mientras la crisis es descargada sobre la clase obrera para el rescate capitalista, la lucha se agudizará y se extenderá.

¡Viva la lucha de los trabajadores de BMW, porque este triunfo abre una perspectiva para la clase obrera migrante y chilena!

Fuera Piñera

Asamblea Constituyente libre y soberana

Por un gobierno obrero y socialista